¿Conoces esa situación en la que sales de fin de semana y encuentras un lugar en el que quieres estar más de un día parado con tu camper y al segundo día tienes que arrancar el motor porque te has quedado sin batería?  Sin duda un sistema fotovoltaico te ayudaría enormemente a no tener que hacerlo y disfrutar de todo el finde sin necesidad de arrancar o moverse constantemente.

Si haces una búsqueda rápida por internet encontrarás kits fotovoltaicos que parten de los 100€ en adelante; incluye el panel solar, un regulador, soportes, pasacables, algunos incluso cableado extra y conectores mc4s.

Tienen un precio muy atractivo y una propaganda más que generosa en cuanto a su potencial, sin duda la inversión no es elevada para conseguir esa tan ansiada independencia energética. 

Un día me propuse estudiar en detalle los componentes que incluyen estos kits y la realidad es que el 90% de los kit que encuentro son de muy baja calidad y no aportan apenas garantías de carga significativas. 

Generalmente están mal configurados, desequilibrados o mal calculados, a veces es un panel de poca potencia, otras una sección insuficiente del cableado del panel, pero sobre todo me encuentro con una malísima calidad del regulador solar que además suele ser de tipo PWM.

A todos mis clientes les suelo comentar que el regulador solar es el corazón de la instalación fotovoltaica; puedes tener una buena placa y batería, pero si el regulador es de mala calidad no será capaz de exprimir bien la potencia del panel para entregársela a la batería y tendrás un sistema fotovoltaico mediocre. Por ello, es siempre más interesante elegir un buen regulador mppt que un buen panel o batería, donde no se aprecia un salto tan grande en calidad como sí pasa de un buen regulador solar frente a uno que no lo es.

Además, recordemos que para que un panel solar sea eficiente debe estar instalado con un ángulo de entre 20 y 40 grados dependiendo de la región geográfica. Sin embargo, en la mayoría de techos de vehículos se instala completamente horizontal disminuyendo sus posibilidades. ¡Qué menos que un buen regulador solar sea capaz de recoger la energía que el panel pueda dar en esa posición!

 

Sigo buscando kits en internet y son realmente pocas las empresas que configuran buenos kits, pero sin duda los que más me han gustado son los de Coelectrix.

Concretamente he investigado dos, uno con placa rígida de 160W y otro con placa flexible de 180W.

Ambos paneles son de la marca Solarfam, empresa holandesa, y tienen muy buenas características técnicas. Además el panel flexible tiene una medidas muy compactas siendo fácilmente adaptable a espacios reducidos y curvos como algunos techos de autocaravanas y techos sobreelevados y elevables. 

Estos kits vienen con un regulador Mppt de la marca Victron Energy que incorpora bluetooth para configurarlo, consultar estados de carga e historiales desde cualquier dispositivo móvil. Victron es una marca reconocida que recomiendo por su buena relación calidad/precio, con unos programas de carga muy pulidos que cuidan la batería y con actualizaciones de firmware periódicas; te aseguro que durará más que tu vehículo.

Además los kits incluyen cableado fotovoltaico H1Z2Z2-K de 6mm² pensado para exteriores, conectores mc4, pasacables y en el caso de panel rígido un juego de 6 soportes de ABS. 

Este detalle de 6 soportes me gusta bastante pues es otra de las carencias que encuentro en muchos kits que solo incluyen 4 para las esquinas. La importancia de sujetar bien un panel solar en un vehículo es sencilla de entender. 

En primer lugar es por una cuestión de seguridad, nadie quiere ver volar un panel en una carretera a 90km/h y la segunda es más técnica pero no por ello menos importante; el cimbreo que puede tener un panel solar instalado en un vehículo es elevado. No olvidemos la cantidad de vibraciones y golpes que genera y recibe un vehículo al circular, esto a la larga genera micro roturas en las células fotovoltaicas de los paneles reduciendo su eficiencia prematuramente. La simple incorporación de dos soportes extra en la parte intermedia del panel ayuda enormemente a evitar ese cimbreo y prolongando la eficiencia del panel.

Por último y lo que más me sorprende es el precio de unos kits tan bien configurados y completos.

335,50€

IVA incluido

Con panel flexible

284€

IVA incluido

Con panel rígido

Así que si estás buscando un kit autoinstalable para uso ocasional para mejorar la autonomía en tu vehículo en tus tiempos de ocio no lo dudes, estos kits sí van a cumplir con las expectativas.

Si por el contrario crees que necesitarás más potencia para cubrir tus necesidades energéticas, contáctame para estudiar tu caso y configuraremos un kit a medida para tí, con los materiales más adecuados, facilitandote dónde comprarlos, obteniendo esquemas personalizados de montaje y con acompañamiento y asesoramiento en todo el proceso de montaje para que pueda realizarlo con total tranquilidad.

 

Todo esto y más con el Pack Eléctrico y Pack Camperiza.